Yo no sé si ésto es amor…

Cuando una persona te gusta tanto que podrías hacer cualquier cosa que ella te pidiera, que cuando estas a su lado no echas de menos el resto del mundo y serías capaz de dejar todo por seguirla…. yo no sé si ésto es amor.

Y no lo sé… porque posiblemente esa persona no sería capaz de hacer lo mismo por tí.

Pero está bien sentirlo durante un tiempo. Porque nunca sentiste una atracción igual y no habría que morir sin haberlo, al menos, probado.

Afortunadamente, existen un puñado de personas que te podrían hacer sentir así. Y a veces se tropieza con ellas.

Si esa persona a la que amas tan inténsamente tiene un buen corazón, te guiará, velará por ti y no te dejará caer bruscamente.

Si un día decide alejarse de tu vida, te posará suavemente sobre el suelo para que no te hagas daño con la caída… porque, aunque no te haya amado como tú la amabas, agradece cada gesto, cada demostración de amor, cada paso, cada beso y cada abrazo que compartísteis.

¿Se agota el Amor?

Quizá lleves muchos años con la misma persona y sientas que la relación está agotada. O quizá, no.

Tal vez pienses que acertaste el día en que la elegiste o le abriste la puerta para que entrara.

A lo mejor recuerdas ese día con cariño, pues él trajo consigo un ramo de flores para declararte su amor. O quién sabe: a lo mejor has olvidado los detalles y ya no recuerdas cómo ocurrió.

Dicen que el Amor pasa por distintas fases. Que lo bonito es la fuerza con la que empieza, la pasión, esas cosquillas, esa ilusión.

Otros no. Otros piensan que lo más bonito es verlo crecer, asentarse, atardecer. Estar con la persona con la que pasaste por tantos momento y con quien construiste algo de lo que hoy te sientes orgullosa.

El Amor es como tú desees. Tú eliges en parte la forma que le das.

Como un niño a quien le dan un folio en blanco para que pinte, tú también eliges los colores con los que coloreas tu Amor.