¿Dónde construirías tu amor?

Si pudieras elegir dónde construyes tu hogar, ¿qué es lo primero que mirarías? El terreno en el que levantarlo, ¿no?

Cuando te decides a construir un amor, ¿te has preguntado si dispones del terreno adecuado? Si no quizá, al primer temblor, se derrumbe.

Prepara el terreno para edificar el amor. Si no, no te asombres luego de que éste se caiga.

Y si no lo haces, por lo menos no le eches luego la culpa al Amor: que no la tiene. De la misma manera que tampoco le echarías la culpa a la casa, cuando tú has sido el arquitecto, el técnico y el albañil.

Deja un comentario