Cuando el Amor elige por nosotros

A veces pensamos que el mejor Amor que puede llegar a nuestra vida es el que deseamos. Y despreciamos otros, no dándoles la oportunidad de florecer. Cortándolos antes de que se puedan llegar a expresar.

No solemos dejar que el amor elija por nosotros. Le damos prioridad a la atracción, al deseo. Y estos a veces no duran.

¿Cómo elegir un amor duradero? ¿Cuál es la clave? ¿La prueba del algodón?

Un día leí en un Power Point un consejo que me gustó: elige alguien con quien te guste hablar.

Y pensé que tenía razón, que hablar, comunicarse, es lo que más tiempo pasa haciendo una pareja.

¿Os imagináis pasar una vida con una persona con alguien que no te guste hablar? ¿Que no te aporte nada lo que dice, o no compartes cómo lo dice?

Deja un comentario