Echar de menos

 Echar de menos a una persona es bonito si sabes que pronto volverás a verla o a hablar con él/ella.

“Ha pasado poco tiempo desde la última vez que hablamos. Fue… esta mañana. Pero vengo buscando una señal. Volver a verte.

Soplar las ascuas de este deseo de volver a sentirte cerca. Por momentos, has desaparecido. Te he perdido de vista. Cómo quien dobla una esquina, me pregunto: “¿Donde está?” mirando a ambos lados de la calle.

Conservo, no obstante, la esperanza intacta de seguir descubriendo cómo llegaste a ser quién eres.”

echar_de_menos