El amor en internet

Las palabras nos hacen imaginar realidades preciosas. Viajar en un instante allí dónde querríamos estar, con quién querríamos estar.

¿Como será ésta persona a quien aún no he visto? ¿Se romperá un día la magia de estas palabras que llegan a mi como pompas de jabon? ¿Son sus palabras el reflejo de ese ser maravilloso que es capaz, con el lenguaje, de hacerme sentir tanto?

Las palabras viajan muy rápido. Acortan las distancias. Son maravillosas. Pero, ¿me seguirá gustando cuando oiga su voz, cuando vea su aspecto? ¿Y si no le acompaña?

¿No será mejor quedarse aquí? Mirando, desde este acantilado, las nubes y las palabras acercarse…