El bote de ketchup

Encontrar al hombre o la mujer de tu vida no es como ir a un supermercado en el que, si te gusta un producto, lo coges y te lo llevas. En el Amor, el deseo y los sentimientos se tienen que dar de forma recíproca.

 Imaginaros si cuando uno fuera a hacer la compra, el bote de Ketchup dijera que no quiere irse contigo a casa. Que no le satisfaces. Que desea un comprador más al estilo George Clooney.

 Menudo chasco, ¿verdad? Bueno, pues un poco esto es lo que sucede con el Amor: a veces nos enamoramos de personas que no sienten lo mismo por nosotros.

Deja un comentario